14/1/09

ALCANZA TU SUEÑO


Se firme en tus actitudes y perseverante en tu ideal.
Procura no ser paciente, sobre todo si las cosas no te llegan de inmediato, porque debes aprender, que es más sabio ir a buscarlas, que sentarse a esperar por ellas.
La vida es breve.
Haz tiempo para todo, porque todo lo que es tuyo, ya está en tus manos desde el momento en que te propusiste tenerlo.
Aprende a no esperar el momento exacto para recibir los beneficios que reclamas: ve por ellos o serán de otros y en algún momento te arrepentirás de haber perdido demasiado tiempo.
No esperes con paciencia a que maduren los frutos. Para poder apreciar debidamente su dulzura, es preferible comer la fruta de época y siempre estarás gozoso y deseante.
No seas esclavo del pasado y los recuerdos tristes. No revuelvas una herida que está cicatrizada. No rememores dolores y sufrimientos antiguos. Pero nunca olvides, así evitarás pasar por el mismo daño.
¡Lo que pasó, pasó !
De ahora en adelante procura construir una vida nueva, dirigida hacia lo alto. Y camina hacia adelante, no dejando de voltear de vez en cuando, porque al fin de cuentas, el ayer también es parte tuya.
Haz como el sol que nace cada día. Que alumbra hasta la noche oscura y triste que te tocó pasar.
Sólo contempla la meta y no veas que tan difícil es alcanzarla. No te detengas en lo malo que te han hecho. Camina pensando en lo bueno que te pueden hacer. Al fin y al cabo la vida es sueño.
No dejes de soñar.
No te culpes por lo que no hiciste, más bien decídete a cambiar. No trates que otros cambien, ya aprendiste que no pueden hacerlo por tu deseo, sino por el de ellos. Sé tú el responsable de tu propia vida y trata de cambiar tú. Deja que el amor te toque y no te defiendas de él.
Vive cada día, aprovecha el pasado para bien. Y deja que el futuro llegue mañana. No sufras por lo que viene, si no sabes que te espera. Y trata de sufrír cada día menos por el ayer que no supiste construir.
Mirate con amor y respeto, y haz que los otros te vean de la misma forma, porque tú eres algo precioso. Desparrama en todas partes la alegría que hay dentro de ti. Que tu alegria sea contagiosa y logre expulsar la tristeza, de tu alrededor. La alegría es un rayo de luz que debe permanecer siempre encendido, iluminando, todos nuestros actos, y sirviendo de guía a todos los que se acerquen a nosotros.
Dios nos ha creado para realizar un sueño. Vivamos por él, intentemos alcanzarlo. Esto debes pensarlo y sentirlo con convicción, para que no quede en un simple desed como otros tantos.
Pongamos la vida en ello y si nos damos cuenta que no podemos, quizás entonces, necesitemos hacer un alto en el camino y experimentar un cambio en nuestras vidas.
No te des por vencido, piensa que si Dios te ha dado la vida, es porque sabe que tú puedes con ella.
- Vive tu sueño, no sueñes tu vida.-
"Que este día sea uno de los mejores días de tu vida, para alcanzar tus sueños.

1 comentario:

Lakshmi dijo...

Como dijo el gran Calderón de la Barca "...que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son."