28/7/10

El Tao


El hombre al nacer es blando y débil,
pero al morir se vuelve rígido y duro.
Los diez mil seres, todas las plantas y los árboles
son blandos y flexibles mientras viven,
pero secos y quebradizos cuando mueren.
En verdad, la rigidez y la dureza son rasgos de la muerte,
la blandura y la flexibilidad son rasgos de la vida.
Por eso el arma que es demasiado dura se rompe
y el árbol de madera más dura es el primero en ser talado.
En verdad, lo duro y lo fuerte son derribados
mientras que lo blando y lo débil ascienden a lo alto.

El Tao
.

No hay comentarios: