28/5/09

La busqueda de la Felicidad


En cierta ocasión se reunieron todos los dioses y decidieron crear al hombre y la mujer; planearon hacerlo a su imagen y semejanza.

Entonces uno de ellos dijo: esperad, si los vamos a hacer a nuestra imagen y semejanza, van a tener un cuerpo igual al nuestro, fuerza e inteligencia igual a la nuestra, debemos pensar en algo que los diferencie de nosotros, de no ser así, estaremos creando nuevos dioses. Debemos quitarles algo, pero, ¿qué les quitamos?
Después de mucho pensar uno de ellos dijo: ¡ya se!, vamos a quitarles la felicidad, pero el problema va a ser donde esconderla para que no la encuentren jamás.

Propuso el primero: vamos a esconderla en la cima del monte más alto del mundo; a lo que inmediatamente repuso otro: no, recuerda que les dimos fuerza, alguna vez alguien puede subir y encontrarla, y si la encuentra uno, ya todos sabrán donde está. Luego propuso otro: entonces vamos a esconderla en el fondo del mar, y otro contestó: no, recuerda que les dimos inteligencia, alguna vez alguien va construir una esquina por la que pueda entrar y bajar y entonces la encontrará. Uno más dijo: escondámosla en un planeta lejano a la Tierra. Y le dijeron: no, recuerda que les dimos inteligencia, y un día alguien va construir una nave en la que pueda viajar a otros planetas y la va a descubrir, y entonces todos tendrán felicidad y serán iguales a nosotros.
El último de ellos, era un dios que había permanecido en silencio escuchando atentamente cada una de las propuestas de los demás dioses, analizó en silencio cada una de ellas y entonces rompió el silencio y dijo: creo saber donde ponerla para que realmente nunca la encuentren, todos voltearon asombrados y preguntaron al unísono: ¿dónde?

La esconderemos dentro de ellos mismos, estarán tan ocupados buscándola fuera, que nunca la encontrarán.

Todos estuvieron de acuerdo, y desde entonces ha sido así, el hombre se pasa la vida buscando la felicidad sin saber que la trae consigo.

5 comentarios:

Zubel dijo...

És molt cert. Desde ja fa temps que sóc plenament conscient que la felicitat no es pot ni comprar, ni regalar, ni és una qüestió de sort.

També sóc plenament conscient que la felicitat és un estat intern que només es pot aconseguir en una búsqueda interna, en una pau.

La meditació, el ball, el rebirthing i totes aquestes tècniques que ensenyeu al centre ajuden a trobar-la.

És ben cert que hi han moltes coses que ens destabilitzen, així com moltes d'altres que et proporcionen alegria...però només et regalen instants.

Trobar aquest estat intern no és tasca fàcil, però sí possible...per uns més i per d'altres menys.
I també passes moments que per molt que vulguis no ho aconsegueixes...però és alliberador ser conscient que almenys està dins teu...un altra cosa és el que ens costi trobar el camí de la felicitat.

Petons

CHELO dijo...

EMPIEZO POR MENCIONAR LAS FOTOS TAN BONITAS QUE PONEIS.
PRECISAMENTE ESTA ME HA CAUSADO UNA SENSACION DE FELICIDAD
HE IMAGINADO QUE MI INTERIOR ESTA LLENO DE ESTAS FLORES, QUE LEJOS DE FLORECER CADA PRIMAVERA, PUEDO MANTENERLAS ASI INFINITAMENTE.
QUERIENDO Y DESEANDO QUE ESTA BELLEZA PERMANEZCA PARA QUE HAGAN RESUCITAR CONTINUMENTE EN MI,LOS SENTIMIENTOS QUE ME CONDUCEN A ABRAZAR LA FELICIDAD.
PROBAD A IMAGINAR
VEREIS COMO VALE LA PENA
FELICIDAD PARA TOD@S
BESOSSSSSSSSSSS

inma dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, la felicidad la llevamos dentro, yo creo que no es dificil encontrar esa felicidad, con la cosa más sencilla se puede ser feliz, con las cosas cotidianas de cada día se puede ser feliz, sólo hay que saber disfrutar esas pequeñas cosas de nuestra vida, de nuestro alrededor,saber disfrutar de nuestra familia, de nuestros amigos, de nuestro trabajo, de un simple paseo,... yo tengo claro que quiero ser feliz, aunque a veces para llegar hasta aquí te tienen que pasar cosas en la vida que te hacen cambiar el punto de vista de todo lo que te rodea y ver lo que verdaderamente es importante en la vida.
Mucha felicidad para todo el mundo!!!!!! Besos.

Inma.

Anónimo dijo...

Obrigado por coisas boas

Anónimo dijo...

Muy buen material.